Aumentar en 50% los geriatras, subir un 40% las pensiones y robustecer el Senama son los ejes del Gobierno en materia de vejez

Tres serán los ministerios —Desarrollo Social, Salud y Trabajo y Previsión Social— que deberán ejecutar el llamado Programa Adulto Mayor, la hoja de ruta de la autoridad en torno a los seniors y que considera cuatro ejes de trabajo: salud, pensiones, actividad e institucionalidad.

El envejecimiento de la población ha generado una verdadera revolución en la sociedad. El aumento de la expectativa de vida —que hoy alcanza los 82 años en promedio, según la Organización Mundial de la Salud en Chile— ha impulsado a los gobiernos del mundo a generar políticas públicas para abordar a este nuevo ciudadano.Los primeros fueron los países desarrollados. Japón, por ejemplo, destaca con modelos de envejecimiento activo, mientras que en Europa hay casos exitosos donde a través del diseño de las ciudades y de su arquitectura, han incluido a los mayores. Chile, por su parte, ya camina en esa línea. El gobierno actual cuenta con una hoja de ruta para avanzar no solo hacia un país senil, sino que amigable con los habitantes de la tercera edad.

Las AUTORIDADES CLAVE para potenciar el segmento

Los ministerios de Desarrollo Social, Salud y Trabajo y Previsión Social deberán ejecutar el llamado Programa Adulto Mayor, que considera cuatro ejes de trabajo. El programa está siendo liderado por la Primera Dama Cecilia Morel, quien señala que para los próximos años buscarán poner el foco en la población senior más vulnerable, promoviendo una longevidad positiva que significa ampliar y mejorar las oportunidades en forma gradual para una adultez saludable, segura y participativa. ‘Queremos, por ejemplo, que las personas mayores se mantengan con su familia y para ellas se entregará apoyo para el cuidado en el hogar en los casos de dependencia’, dice Morel. Asimismo, precisa que las propuestas de futuro incluyen todos los ámbitos de la vida de los adultos mayores, en particular en relación con las necesidades de salud, trabajo, vivienda, transporte, espacios al aire libre, respeto, inclusión y redes sociales de apoyo, entre otras.

EJE INSTITUCIONAL: más y mejor Senama

El Servicio Nacional del Adulto Mayor, Senama, es el ente coordinador de las políticas de envejecimiento en el país, un servicio que según las autoridades necesita robustecerse. El subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal, dice que es necesario darle mayor fuerza y ampliar su presencia en regiones. ‘Estamos conscientes de que se requiere entregar mayores herramientas al servicio en lo que respecta a la aplicabilidad de sus programas, reforzando ciertas áreas como, por ejemplo, el poder acompañar a las personas mayores en casos de maltrato, para lo cual queremos potenciar la figura del Defensor Mayor del Senama’, dice. Así, los ejes de trabajo se centrarán en fortalecer la institución con mayor presupuesto y mejor organización, junto con robustecer la coordinación multisectorial a través de la Unidad de Coordinación del Ministerio de Desarrollo Social, y crear el Consejo Ciudadano para Mayores. Este último supone un trabajo conjunto entre el Estado, organizaciones y fundaciones para crear nuevas políticas públicas. Rosa Kornfeld, quien además fue directora del Senama en el primer gobierno de Piñera, advierte que fortalecer el servicio es esencial para convertirlo en un órgano referente y articulador en las políticas públicas de envejecimiento y vejez. ‘Esto contribuirá a que la institucionalidad dé respuesta integral al cambio demográfico y sus consecuencias, a través del diseño e implementación de políticas y programas sociales para la promoción de los derechos de las personas mayores y el mejoramiento de su calidad de vida’, dice.

EJE PARTICIPATIVO: envejecimiento activo

El envejecimiento activo es un concepto que se viene escuchando desde hace una década en el mundo y en Chile ha tomado fuerza. Por eso, el eje de participación que busca implementar el gobierno se enfocará en el fortalecimiento de las organizaciones y clubes de adultos mayores, junto con facilitar y potenciar su participación laboral y promover su presencia en todos los ámbitos de la sociedad. Así, aseguran, impulsarán iniciativas que buscan incluirlos al mundo del trabajo a través de portales o capacitaciones, por ejemplo. Dentro de este eje se enmarca también la iniciativa de transporte gratis de seniors hacia los centros asistenciales de salud. ‘Lo que queremos es que todas las personas lleguen a la vejez lo más activas posible, en cuerpo y mente. Que los adultos mayores participen activamente en la comunidad, que se generen los espacios necesarios para reconocer el rol que tiene el adulto mayor en la sociedad. A partir de ahí derivan nuestros ejes de acción’, destaca Cecilia Morel.

EJE SEGURO: mayor autonomía y Pilar Básico Solidario

Una de las medidas más emblemáticas es mejorar las pensiones. En un primer momento se enfocarán en aquellas jubilaciones que están dentro del Pilar Básico Solidario, para luego, en el largo plazo, aumentar todas las pensiones en hasta un 40%, lo que se logrará elevando las cotizaciones con cargo al empleador. Esto se hará en forma gradual y escalonada de acuerdo a los tramos etarios. Por otro lado, plantean desde el Ministerio de Desarrollo Social, robustecer el programa para el fortalecimiento de la autonomía de los seniors. Para ello, se implementará un esquema de atención sociosanitario que apoyará la autovalencia de la tercera edad, tratando a tiempo los casos de dependencia moderada para que puedan recuperar su autonomía y funcionalidad. Rosa Kornfeld, directora del Centro de Estudios de Vejez y Envejecimiento de la UC, explica que tal como se definen acciones que consideran las consecuencias del acelerado envejecimiento de la población, se debe también destacar la importancia del aspecto preventivo de la tercera edad, es decir, que las personas se ocupen de mantenerse saludables el mayor tiempo posible, que tomen el peso que las actuales generaciones vivirán el ‘envejecimiento de la vejez’ y tendrán un mayor riesgo de dependencia y sus consecuencias.

EJE SALUDABLE: atenciones preferenciales y más especialistas

Una de las medidas más ambiciosas del Gobierno es aumentar el número de geriatras en un 50% en los próximos años. Hoy, según datos de la Superintendencia de Salud, hay un déficit importante de estos especialistas: existen solo 35 geriatras para atender a casi un millón de seniors. Rubén Alvarado, geriatra y past president de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, comenta que si bien la medida es un avance, claramente es insuficiente. ‘Con el incremento de 50% se alcanzaría una proporción de un geriatra cada 9.135 adultos mayores en la capital y a nivel país, de uno cada 12.667, lo que dista mucho de las recomendaciones internacionales que indican que debería haber un geriatra cada cinco mil personas mayores’, asegura. Además, advierte que se agrega el problema de la distribución de los especialistas, puesto que más de la mitad de estos se concentran en Santiago y hay ciudades en zonas lejanas que no cuentan con ninguno, como Arica, Iquique y Punta Arenas. ‘Sin duda, hay que avanzar no solo en el aumento de especialistas, sino que también en su distribución’, precisa.

Por otro lado, el Gobierno busca adicionar más Unidades Geriátricas de Agudos (UGA) en los centros de atención médica, que son módulos especializados en la atención de personas de la tercera edad, en donde son evaluados por diversos profesionales para hacer un diagnóstico bajo distintas dimensiones. Además, el programa de gobierno propone incorporar una canasta de prestaciones para la patología de alzhéimer en su etapa temprana y concretar un programa de salud oral Ríe Mayor. ‘Un desafío, también, es lograr una atención prioritaria para los adultos mayores, con la implementación de una ventanilla única de atención, para lograr así un trato preferencial, digno, oportuno y de calidad. No queremos que nuestros adultos mayores hagan esas filas eternas que hacen hoy para sus atenciones médicas’, afirma Cecilia Morel.

El Mercurio

Economía y negocios.

Skip to content