Conductores sobre los 80 años: ¿Debe existir un límite máximo de edad para tener licencia?

Personas de más de 90 años han obtenido sus permisos para manejar. Según el Registro Civil, más de 26 mil documentos clase B fueron dados a mayores de 80 años entre 2013 y 2019. Expertos comentan las precauciones que esto conlleva.

Luego de esperar unos minutos en la Dirección de Tránsito de Las Condes, María Angélica Cañas (86) acaba de recibir su nueva licencia de conducir. ‘Necesitaba la licencia —dice feliz—. La uso para ir a buscar a mis nietas al colegio e ir al supermercado’, cuenta la residente de la comuna.

Según datos del Registro Civil a los que accedió ‘El Mercurio’ por Ley de Transparencia, entre febrero de 2013 y febrero de 2019, las municipalidades del país otorgaron 26.770 de clase B (licencia regular) a personas de ese segmento etario.

En la Región Metropolitana se entregaron 442 licencias a mayores de 90 años, las que se concentran en comunas del sector oriente de la capital. La edad máxima registrada son 97 años, cuatro de ellas en los municipios de dicha zona.

¿Edad máxima?

La Ley de Tránsito no establece un límite de edad para sacar o renovar la licencia de conducir. Los requisitos son tener 18 años de edad (17 para manejar con compañía), ser egresado de enseñanza básica, tener ‘idoneidad moral, física y psíquica’, conocimientos teóricos y cédula de identidad vigente.

Entonces, ¿podría existir un límite de edad para conducir?

Felipe Feris es jefe del departamento de licencias de Las Condes. No está de acuerdo con un límite de edad. Según indica, las licencias (que por lo general tienen una validez de seis años) para un adulto mayor pueden tener restricciones de tiempo, como entregarlas por menos años, pero que a los adultos mayores que no se les otorga el documento es porque generalmente tienen problemas de visión o cuando no pueden realizar los exámenes físicos y psicosensométricos.

Estrés y autocuidado

‘El otro día iba con mis nietas y me dijeron: ‘Abuelita, ya van cinco veces en que casi te chocan, sin que sea tu culpa’. Yo nunca he chocado, pero sí me han golpeado’, asevera María Angélica, mientras camina rauda con su nuevo documento en la mano.

Para Luis Alberto Stuven, director ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, ‘los adultos mayores son más cautelosos para manejar y no existe un mayor riesgo en la conducción que una persona más joven’.

Coincide Álvaro Miranda, director del Programa Transporte y Logística de la UTEM: ‘Las personas, cuando son más viejas, son mucho más prudentes para conducir. Manejan más lento, y tienen muchas más precauciones. Por esto tienen una conducción a la defensiva mucho más agudizada que los jóvenes, que habitualmente son arriesgados, osados y no miden la peligrosidad de sus acciones’, señala el académico.

Alberto Escobar, gerente de movilidad del Automóvil Club, constata que los conductores seniors (adultos mayores) adoptan precauciones: ‘No conducen en las horas punta, no conducen de noche’.

¿Podrían tener más estrés al volante? ‘Son solo prejuicios, ellos adoptan este autocuidado y gentileza que compensan la natural pérdida de reflejos, lo que los convierte en conductores seguros’, dice.

Médicos geriatras destacan necesidad de autocuidado y aplicar exámenes adecuados al otorgar licencias

Chile es un país que envejece. Según datos que arrojó el Censo 2017, existen 56,8 mayores de 65 años por cada 100 menores de 15 años. Mientras, en 2002 solo había 22,3 mayores por cada 100 menores de 15 años. Esto lleva a entender que el número de conductores de la ‘cuarta edad’ tenderá a crecer.

María Soledad Cáceres es médico geriatra de la Clínica Dávila. Destaca la importancia de tener ‘autocuidado social y en salud’ al ir envejeciendo, ya que así se evita inhabilitarse y lograr ‘mantenerse lo mejor posible hasta el final de sus años’.

Sin embargo, no está de acuerdo con un límite de edad para conducir: ‘Hay factores producto del envejecimiento del cuerpo que pueden hacer que las reacciones sean enlentecidas. (…) Pero se pueden corregir y no generar una discapacidad’. Y sentencia que hay que evitar discriminar por la edad y ‘decir que no puede ser operado o no poder manejar por tener 90 años’.

El doctor Carlos García, médico cirujano especialista en geriatría de la Clínica Las Condes, coincide en que no deba haber una restricción de edad para conducir, ya que depende de cada persona. Por otro lado, apunta a una insuficiencia de los exámenes de las municipalidades: ‘Para que un adulto mayor se maneje adecuadamente, requiere tal cantidad de coordinación psicomotora que muchas veces solo el examen psicotécnico que hacen en la municipalidad no es suficiente para detectar algunas fallas que pueden producir accidentes’.

Explica que en su institución es un tema que se analiza: ‘Cada día nos llegan más adultos mayores que están manejando y que no debieran manejar. (…) Es complejo, porque manejar es un hábito, por lo tanto es lo último que se pierde desde el punto de vista cognitivo. Eso hay que llevarlo a la práctica’.

Fuente: El Mercurio

Ir al contenido