AFP: las rentas medias aportarán más salario al Seguro Colectivo que las altas

Los primeros pondrán el 0,8% de su sueldo en solidaridad intergeneracional, los segundos, sólo el 0,5%.

La discusión de los proyectos que conforman la Reforma de Pensiones se inició el lunes y con ello las diferentes lecturas respecto de la iniciativa. Una de ellas, y más bien crítica, es la de la Asociación de AFP, que en su exposición ante la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados señaló que bajo el esquema propuesto, las rentas bajas y medias aportarán más que las altas al Seguro de Ahorro Colectivo, como porcentaje del sueldo.

“Los trabajadores más pobres no sólo contribuirán con una proporción mayor de su sueldo al aporte intergeneracional, sino que además sus salarios reales no crecerán tan rápido”, señala el informe. A su vez, plantea que el mayor costo recaerá en las personas entre los 25 y 40 años.

En el caso de la transferencia intergeneracional, es decir, el aporte a los pensionados actuales, los trabajadores de salarios medios ($ 500.000) aportarán el 0,8% de su renta, mientras quienes ganen sueldos altos ($ 5.000.000) aportarán menos, el 0,5% de sus salarios, siempre considerando el aumento del tope imponible en un 50%. Algunos parlamentarios ya dicen que se trata de un proyecto regresivo. Al respecto, Fernando Larraín, gerente de la Asociación de AFP, es más cauto. “No sé si nos corresponde a nosotros calificar de regresivo o no el proyecto, pero sí poner en claro quiénes van a ser los beneficiarios y quiénes van a pagar los beneficios”, señala.

Al mismo tiempo, pone el acento en el número de pensionados actuales a los que les subirá la jubilación en 20%, los que, asegura, serán un universo acotado.

Y es que mientras los beneficiarios de Pensión Básica Solidaria, los jubilados del sistema antiguo y los beneficiarios de pensión de viudez no tendrán alza, los que hoy reciben Aporte Previsional Solidario obtendrán una menor al 20%, ya que el nuevo beneficio se calculará sobre la pensión autofinanciada. “Más allá de si el proyecto es bueno o malo, lo que hay que entender es quienes serán los beneficiarios, que es un grupo acotado”, dice Larraín.

 

Fuente: El Diario Financiero.