Trabajo en la tercera edad: Las claves para reinventar el perfil profesional

Según datos del Banco Mundial, la esperanza de vida en Chile alcanza los 81 años y es una de las cifras más altas de Latinoamérica.

En tanto, un estudio realizado por el Centro de Políticas Públicas de la UC junto a la Asociación de AFP reveló que la jubilación efectiva de los hombres en Chile se da alrededor de los 70 años, muy por encima del promedio de la OCDE que se ubica en los 64 años. Mientras que, por otro lado, las mujeres lo hacen alrededor de los 63.

Estos datos demuestran el alto porcentaje de trabajadores en la tercera edad con que cuenta nuestro país en relación a otras naciones.

Pero, ¿cómo reinventarse y seguir siendo valorado en el mercado laboral en la tercera edad? Si bien los expertos aseguran que un perfil senior puede demorar entre 30 a 40% más de tiempo en encontrar trabajo en relación a una persona en plena edad productiva, la clave está en saber enfocar el perfil profesional.

Carolina Miranda, directora de DNA Outplacement, asegura que las empresas tienden a priorizar aquellos candidatos que tengan más años de carrera por delante. Esto está relacionado con la inversión que significa para la compañía entrenar a una persona versus el tiempo de permanencia de esta en la empresa, sostiene.

Sin embargo, la edad no debería ser un inconveniente en la búsqueda de trabajo si la persona logra validar su perfil en uno atractivo para el mercado.

‘En los últimos años, se ha visto una mayor demanda por perfiles más seniors, ya que muestran mayor compromiso con el trabajo y están más fidelizados hacia la compañía y el proyecto’, destaca Miranda.

Hacia dónde enfocar el camino

Gran parte del éxito de recolocación de un profesional senior está en la forma en que oriente su camino.

Miranda explica que, por ejemplo, el área de management está más relacionada con la gestión de equipos y el desarrollo de carrera dentro de la organización, lo que no se adapta a profesionales en edad más avanzada.

No obstante, un profesional senior es más valorado en las industrias técnicas, donde la experiencia es clave.

‘En industrias más técnicas la experiencia acumulada durante los años de trabajo es muy valorada dentro del mercado. Por esto es común ver que personas de la tercera edad se dediquen a las asesorías, a través de directorios, asesorías u otras formas de traspasar su conocimiento’, señala la ejecutiva.

El valor de un perfil senior

La experiencia hace al maestro. Esto no solo se aplica en el trabajo sino que en diversos ámbitos de la vida. Un profesional senior debe saber destacar el valor de su experiencia al mercado si quiere ser un perfil solicitado.

Miranda destaca el potencial que tiene la red de contactos lograda durante los años de trabajo de un profesional senior, ya que es un activo fundamental y muy valorado en estos perfiles.

Entre las recomendaciones de la experta se encuentra el mantener el networking actualizado y no perder el contacto a medida que pasen los años.

Otra forma de ser un perfil atractivo, independiente de la edad, es ir actualizando también el conocimiento. Es clave que un trabajador en la tercera edad se mantenga activo en cuanto a los nuevos sistemas, tecnologías y redes sociales. Esto le entrega competitividad en el mercado.

La tercera recomendación es cuidar el aspecto físico y psicológico, es decir, verse activo y mostrar un alto nivel de energía para afrontar los futuros desafíos laborales.

 

Fuente: EMOL.