Fundación Oportunidad Mayor se consolida como el operador de CVT más importante del país

Con la entrega de parte del Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) de los Condominios de Viviendas Tuteladas El Pilar y El Edén, ubicados en la ciudad de Rancagua, la institución administrará en total seis recintos en las regiones de O´Higgins, Aysén y Los Ríos.

Siguiendo con la visión de trabajar en modelos colaborativos con organizaciones que están en la temática del adulto mayor, Fundación Oportunidad Mayor concretó un nuevo convenio con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), que le otorga la facultad de administrar los condominios de Viviendas Tuteladas (CVT) El Pilar y El Edén, ambos ubicados en Rancagua, previa participación de un proceso de licitación pública.

El rol de Fundación Oportunidad Mayor, además de administrar los establecimientos, es velar y facilitar herramientas de desarrollo personal de los residentes para que éstos tengan un envejecimiento positivo, promoviendo actividades e instancias de participación. La labor de SENAMA, en tanto, es supervisar la correcta ejecución de los compromisos adquiridos.

“Uno de nuestros proyectos emblemáticos y al cual queremos poner en relevancia es la administración de condominios, porque consideramos que está directamente relacionado con el envejecimiento positivo. En estos dispositivos viven personas que llegan en situación de vulnerabilidad, y nuestro objetivo es intervenirlos, que se mantengan activos con un enfoque individual para que continúen autónomos e independientes, sin olvidar la importancia de fomentar y desarrollar el trabajo comunitario. Sabemos que la sociabilización con otras personas es lo que favorece un envejecimiento activo y ese es nuestro principal enfoque”, afirma Constanza Daniels, Gerente General de Fundación Oportunidad Mayor.

“Queremos administrar más condominios. ¿Por qué? Consideramos que es la única manera de incidir en materia de políticas públicas a nivel país. Y para eso necesitamos conocer las distintas realidades que se viven en Chile. Hoy estamos presentes en tres regiones del país. Ahora buscamos consolidarnos en la zona central y  seguir trabajando colaborativamente con SENAMA para identificar cuáles serían las acciones adecuadas para que los residentes puedan lograr una vejez digna y activa”, asegura Constanza Daniels.

Operación CVT Región de O´Higgins

Con la entrega de los dos nuevos condominios ubicados en la capital de la VI Región, la fundación operará en total seis recintos a lo largo del país (uno en  Aysén y  tres en Los Ríos). Cada uno de ellos cuenta con una monitora que se encarga de ejecutar acciones dentro del condominio, fortalecer a las personas mayores que ahí viven y promover el envejecimiento positivo. ¿Cómo? Desarrollando talleres específicos que respondan a las necesidades e intereses de cada uno de los residentes; por ejemplo, a través de cursos de manualidades, actividad física, terapia ocupacional y kinesiología, entre otros.

“Como servicio estamos muy contentos y satisfechos de concretar este convenio. Desde el primer trimestre estábamos realizando gestiones para seleccionar un operador que se hiciera cargo de ambos condominios y logramos esta alianza colaborativa con Fundación Oportunidad Mayor. Esperamos que los condominios funcionen como corresponden, ya que estas viviendas no son solo una solución habitacional, no es únicamente entregar una casa. Debe existir una intervención individual y grupal, y lo ideal es que las monitoras ejecuten el programa como los lineamientos así lo indican”, señala Marvys Celis López, encargada de la Región de O´Higgins del programa de Viviendas Tuteladas del SENAMA.

Por su parte, Daniela Riquelme, Defensora Mayor de esta zona –y dependiente del SENAMA–, destacó el trabajo de Fundación Oportunidad Mayor y la labor diaria que tendrán que realizar las nuevas monitoras en ambos dispositivos. “La ejecución de estos dos condominios pasa a una institución que tiene gran experiencia en materia de envejecimiento y uno de nuestros objetivos es justamente promover una vejez activa. Por lo tanto, estamos muy felices. Iniciar el trabajo de las monitoras será esencial para detectar las necesidades de los residentes, construir comunidad y entregarles oportunidades concretas para vivir con dignidad, fomentando su autonomía y participación”, asegura la abogada.

¿Qué son los Condominios de Viviendas Tuteladas CVT?

Estos condominios son conjuntos habitacionales creados para adultos mayores autovalentes. A cada residente se le asigna en calidad de comodato una casa, lo que implica que el beneficiario no es dueño de la propiedad, sino que se le concede mientras esté vivo o manifieste su voluntad de permanecer en ella.

La principal característica de las viviendas es que están especialmente equipadas para personas mayores, con el objetivo de promover su independencia. Cada casa cuenta con un dormitorio tipo suite con baño privado y una  cocina-comedor, distribuidos en una superficie de 22 metros cuadrados. Y cada condominio, compuesto por 20 casas, ofrece espacios de uso común, una sede comunitaria, lavandería y áreas verdes. Además estos conjuntos habitacionales están ubicados en un lugar que permite a los residentes interactuar con la comunidad local y los servicios necesarios (consultorio, locomoción y supermercados, entre otros).

Ir al contenido