Fundación Oportunidad Mayor apoyó escuela de verano gratuita para cuidadores informales en Valdivia que organizó la UACH

En el marco del proyecto Polo Gerontológico, ambas instituciones trabajaron en conjunto para entregar herramientas a las personas que se hacen cargo directamente en sus hogares de adultos mayores con dependencia moderada y severa.


Debido al rápido envejecimiento de la población, la mayor esperanza de vida y la prevalencia de enfermedades crónicas y altos niveles de dependencia entre las personas mayores, Fundación Oportunidad Mayor y la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile realizaron entre el 14 y 15 de enero de 2019 la “Escuela de verano para cuidadores Familiares”, dirigida tanto a profesionales, docentes y estudiantes del área salud como a la comunidad en general. El objetivo de la iniciativa fue entregar herramientas y conocimientos sobre cómo cuidar a una persona dependiente y contribuir al cuidado del adulto mayor con discapacidad moderada y severa, pero también a su cuidador.

“Como fundación estamos muy contentos de poder trabajar en conjunto con la Facultad de Medicina de la UACH. Nos enorgullece poder colaborar con esta iniciativa para cuidadores de personas mayores, que se enmarca en el plan de cuidados domiciliarios de la fase de formación de nuestro proyecto Polo Gerontológico. Sabemos que esta es una gran labor y para nosotros es muy satisfactorio poder apoyar este proyecto que permitan brindar un espacio de autocuidado y capacitación para todas aquellas personas que se dedican a esto diariamente. Esta escuela de verano es el inicio de otras acciones que se trabajan en conjunto para lograr que las personas mayores con dependencia moderada y severa puedan recibir cuidados especializados”, afirmó Gabriela Castro, coordinadora Zona Sur de Fundación Oportunidad Mayor.

Este año la capacitación se dividió en diferentes talleres que trataron temas como salud mental de la persona mayor, cuidados de la piel, higiene y prevención de lesiones por presión, movilidad física en el adulto mayor, ejercicios activos y pasivos, actividades recreativas para personas mayores, cuidados y ergonomía para el cuidador.

“Estamos conscientes que la experiencia de cuidar involucra una gran responsabilidad y un enorme esfuerzo, que provoca un aumento en la carga del cuida­dor, la cual si no se logra manejar adecuadamente puede traer repercusiones físicas, mentales y socioeconómicas que puede comprometer la vida, la salud, el cuidado y autocuidado de quien se preocupa por el bienestar de la persona dependien­te. Debido a esto queremos transformarnos en un soporte social para los cuidadores y convertirlos en su red de apoyo”, aseguró Elizabeth Flores, coordinadora Vinculación con el Medio de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile.

Cabe destacar que la Universidad Austral realizó otros cursos entre el 14 y el 18 de enero, en el marco de “Escuelas de Verano – EnREDándonos”, iniciativa que incluyó y contempló la tutoría para cuidadores familiares. 

Ir al contenido