Mapa de Vulnerabilidad incluirá a adultos sin escolaridad completa y a niños que no estudian

Iniciativa será presentada hoy por el Presidente Sebastián Piñera. El sector público, el privado, la academia y la sociedad civil se involucrarán en buscar soluciones.De regreso en Chile tras su gira europea, el Presidente Sebastián Piñera presentará hoy una iniciativa que busca reunir los esfuerzos públicos, privados, de la academia y la sociedad civil para apoyar a aquellos que se encuentran en una condición muy difícil de superar por sí mismos.

Serán en total 16 los grupos, identificados por el Ministerio de Desarrollo Social en el llamado Mapa de la Vulnerabilidad. Dos de ellos están vinculados directamente con la educación: los mayores de 18 años que no terminaron la enseñanza media y los niños y adolescentes que no asisten a un establecimiento educacional.

¿Quiénes son?

Según datos de la encuesta Casen 2017, el 36,8% de la población de 18 años o más tiene un nivel de escolaridad menor a la educación media. La cifra equivale a 4.910.889 personas. Existe, al revisar cómo se distribuyen en grupos etarios (ver infografía), un componente generacional claro: a 2017, 67% de los adultos mayores tienen una escolaridad más baja que la enseñanza media.

“Si bien este grupo está concentrado en los mayores de 60 años, igualmente preocupa que tengamos más de 36% de la población (mayor de 18 años) en estas condiciones”, afirma la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia.

“La educación incide en 24,1% en la pobreza multidimensional del país (…) ocupa el segundo lugar de mayor incidencia, después de seguridad social”, destaca sobre las consecuencias de no terminar los estudios. “La posibilidad de acceder a mejores empleos, de estas personas con bajo nivel educacional, es más limitada”, enfatiza.

Inasistencia

En el Mapa de la Vulnerabilidad también estarán los 72.788 niños y adolescentes de 5 a 18 años que no asisten a un establecimiento educacional.

El 36% de ellos debiera asistir a la educación básica y 64%, a la media. El principal motivo, según la encuesta Casen, son “razones personales”: situaciones que van desde la necesidad de ayudar en sus casas hasta casos de embarazo o paternidad.

El factor socioeconómico es relevante. Entre los adolescentes, por ejemplo, la asistencia a educación media llega al 69,8% en el quintil más vulnerable, mientras que en las familias con ingresos más altos la cifra asciende hasta un 79,9%.

Medidas

El Ministerio de Educación trabaja en el plan “Todos Aprenden”, que busca “hacerse cargo de los niños y jóvenes que, por diversas razones, están fuera del sistema escolar”, según detalla el subsecretario de la cartera, Raúl Figueroa. En materia de retención, contemplaría iniciativas relacionadas con la convivencia escolar y también una fase de alerta temprana, para identificar de forma oportuna a los estudiantes que están en riesgo de abandonar sus estudios y así focalizar el apoyo en ellos.

“En cuanto al reingreso, se está diseñando una nueva modalidad educativa que facilite la reincorporación de niños y jóvenes excluidos del sistema escolar”, anticipa Figueroa.

Ir al contenido