MAYOR PRESUPUESTO, elevar número de geriatras y crear direcciones regionales, entre las metas del nuevo director del Senama

Octavio Vergara señala que el contar con mayores recursos permitirá robustecer el Servicio Nacional del Adulto Mayor. Además, anuncia acciones concretas para facilitar la entrada y permanencia de los seniors en el mercado laboral, y cuenta que el aumento de los geriatras en el país se hará en conjunto con el Ministerio de Salud y el mundo académico.

A casi dos meses de asumir la dirección del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Octavio Vergara, quien es abogado y experto en gerontología social y en prevención y abordaje al maltrato en adultos mayores, definió las metas de la institución en el corto y mediano plazo. En conversación con ‘El Mercurio’, afirmó que la participación de la Primera Dama Cecilia Morel en la definición de la importancia del nuevo adulto mayor en la sociedad chilena le ha dado un empuje inusitado al servicio. Si bien su llegada ha sido más bien sigilosa, Vergara dice que están a la espera de la aprobación de un aumento en el presupuesto que llegará a robustecer el alcance del Senama. También revela que buscan instalar direcciones regionales, con el fin de descentralizar la toma de decisiones y, además, adelanta que en conjunto con el Ministerio de Salud y el mundo académico están proponiendo una serie de medidas para incentivar a los estudiantes de medicina a especializarse en geriatría, una de las grandes carencias del país.

—¿A cuánto asciende el aumento presupuestario para el Senama? 

‘Estamos en proceso de discusión del próximo presupuesto. Hemos pedido un aumento del monto para el servicio, pero aún no está definido. Esa alza nos permitirá generar los cambios que hemos propuesto’.

—¿Cuál es el nuevo enfoque que se le quiere dar al servicio?

‘Como tema estructural, queremos generar un cambio de mirada sobre cómo se aborda la vejez en el país, que deje de tener una connotación triste o negativa. Hay que entender que ellos deben tener un espacio en la sociedad, deben estar integrados y colaborar activamente. Hay que reconocer al adulto mayor como un sujeto que puede y debe participar en igualdad de condiciones en todos los ámbitos. Esa es la línea editorial del nuevo Senama: queremos ayudar a empalmar la calidad de vida de los seniors con la alta expectativa de vida que tiene el país. Y sobre eso se construye nuestro trabajo, que viene liderado por la Primera Dama Cecilia Morel, que justamente ha buscado generar un cambio de mirada de este segmento. A raíz de esto nacen los ejes de trabajo del servicio’.

—Se definieron cuatro ejes de trabajo en torno al envejecimiento, ¿cuáles son las medidas concretas de esos lineamientos? 

‘Efectivamente, el Senama va a trabajar en torno a los llamados Eje Saludable, Eje Seguro, Eje Participativo y Eje Institucional. En el primero se busca trabajar en el cuidado de las personas de la tercera edad. Sabemos que Chile está al debe en cuanto a la cantidad de geriatras y equipos médicos. Por lo mismo, nos propusimos aumentar en un 50% el número de geriatras que existen actualmente. Es una meta ambiciosa y que requiere el compromiso también de las casas de estudios. El aumento de los geriatras se hará en conjunto con el Ministerio de Salud y el mundo académico. Algunas propuestas son la opción de acortar el tiempo de formación y facilitar el acceso a la especialización, porque hoy solo se puede hacer en Santiago, y la idea es que también se realice en regiones, acercando así la posibilidad a más profesionales.

‘Asimismo, el aumento de los geriatras irá de la mano con extender los lugares donde estos médicos puedan trabajar. La meta es ampliar progresivamente las unidades geriátricas en todos los hospitales, específicamente uno a nivel regional hasta el final del actual período’.

—¿En qué eje se enmarca la reforma del sistema de pensiones? 

‘En el Eje Seguro está toda la modificación a las pensiones. Este es uno de los temas centrales del Gobierno. A grandes rasgos, lo que se busca es mejorar en lo inmediato los beneficios del pilar solidario, que va en ayuda de casi un millón y medio de mayores, y a futuro diferenciar el pilar por segmento etario, es decir, mejorar el apoyo económico y aumentar el monto entregado a medida que las personas van envejeciendo. También se busca pagar un complemento a las pensiones del sistema de ahorro individual de los que coticen con regularidad, y ojalá con un mayor monto para las mujeres. En el largo plazo se pretende subir las cotizaciones en cuatro puntos porcentuales con cargo al empleador para mejorar las jubilaciones. El proyecto debiera enviarse en los próximos meses’.

—Además de pensiones, ¿qué otras materias contempla el Eje Seguro? 

‘Bajo esta área también se enmarca el desarrollo de un modelo integrado para el cuidado de los seniors, donde buscamos fortalecer la red de centros de día. Esperamos ir creciendo fuertemente en centros a nivel comunal, ya que estos reciben a personas que tienen algún tipo de dependencia moderada o leve, y los incentivan a realizar trabajos de recuperación e integración que permiten evitar e incluso revertir su deterioro’.

—¿Cuál es el compromiso del Senama con la integración de los seniors al mercado laboral?

‘Este es un punto esencial para este mandato. De hecho, bajo el Eje Participativo queremos justamente facilitar las condiciones laborales de los que quieran trabajar en la tercera edad. Hay que entender que muchos mayores lo siguen haciendo por necesidad económica y el Estado tiene que buscar los mecanismos para ver cómo integrarlos. Concretamente, generaremos programas de capacitación con el Sence, pues hoy los programas tienen como tope de edad los 60 o 65 años. Por lo tanto, la idea es que si quieren iniciar un emprendimiento, por ejemplo, tengan la opción de capacitarse a través de herramientas gratuitas y así acceder al mercado del trabajo’.

—¿Qué rol jugarán las empresas en el tema del empleo? 

‘Las empresas también deben cambiar la mirada, ya que para ellos es un beneficio contar con adultos mayores en su plana de trabajo. Esto sigue la línea de los países más envejecidos —y más desarrollados—, donde la empleabilidad de los mayores que quieren trabajar se promueve fuerte a través de políticas públicas. La comunidad europea, por ejemplo, impulsa la apertura del mercado laboral para estas personas y queremos recoger esas buenas directrices internacionales e invitar a todos los actores de la sociedad a abrir espacios y reconocer el beneficio de contar con un senior como empleado’.

‘Bajo esta directriz también robusteceremos los programas del servicio para promover la autonomía y fortalecer las organizaciones y clubes del adulto mayor, ya que son el lugar donde ellos se encuentran, se integran y se conectan a la comunidad. Por eso, la idea es elevar el presupuesto que se entrega a esta instancia en $1.000 millones’.

—La descentralización ha sido un objetivo en común en los últimos gobiernos. ¿Qué propuesta tienen en carpeta para abordar este desafío? 

‘El rol del Senama es de articulador y coordinador. Ahora lo que tenemos que hacer es cumplir a cabalidad ese mandato. Necesitamos ese piso para articular una agenda que permita a todos los entes de gobierno avanzar en esa línea. Y una de las acciones para lograr esa meta es tener direcciones regionales. Hoy todos los procesos del Senama deben pasar por el nivel central, siendo que pueden ser resueltos a nivel regional y de forma más directa. Por lo mismo, ya estamos generando cambios hacia la descentralización’.

‘Además, nos interesa impulsar la creación de la figura del Defensor Mayor en el servicio, es decir, contar con un abogado en todas las regiones que permita acoger los casos de maltrato y malas prácticas hacia este segmento, derivarlos y hacer alianzas con clínicas jurídicas. Si bien no tenemos la facultad de representar casos en tribunales, sí hay una brecha que necesitamos cubrir que supone llegar a las personas que necesitan apoyo’.

El Mercurio

Economía y negocios

Skip to content