Ocupados mayores de 65 años HAN CRECIDO 79% DESDE 2010 y se emplean en su mayoría por cuenta propia

En ocho años ha habido un avance de los ocupados mayores de 65 años, quienes pasaron de un promedio (en 2010) de 370.675 personas, a 662.632 en 2018. En tanto, como proporción del total de ocupados del país, se ha registrado un avance desde 5,2% a 7,9% en el mismo lapso.

TRABAJANDO SU RETIRO

El envejecimiento de la población en el mundo ha generado diferentes coletazos en la estructura de las sociedades y uno de ellos, es su impacto en el mercado laboral. 

La evolución de las cifras de empleo en personas de la tercera edad para los últimos ocho años en Chile no es menor: de acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), los ocupados mayores de 65 años han crecido 79% desde 2010. Así también lo explica Carolina Grünwald, economista senior de LyD, quien detalla que pasaron de un promedio de 370.675 seniors en 2010, a 662.632 en 2018. En tanto, como proporción del total de ocupados del país, se ha registrado un avance desde 5,2% a 7,9% en el mismo lapso. 

Otro dato importante de destacar, según Grünwald, es que por categoría ocupacional, los adultos mayores se ven representados mayormente en el grupo de trabajadores por cuenta propia (44% en 2018), seguido por asalariados del sector privado (33,3% en el mismo ejercicio). ‘Estos dos grupos, que retrocedieron el 2017, volvieron a expandirse el 2018. El asalariado del sector público, en tanto, disminuyó su proporción dentro de los adultos mayores durante el 2018’, dice la economista. 

LA PARTICIPACIÓN laboral senior crece aceleradamente 

Es una visión que comparte Juan Bravo, analista macroeconómico senior de Clapes UC, quien además confirma que el adulto de 65 años y más que trabaja, tiene mucho menor participación en empleos asalariados en el sector privado y mucho mayor en cuenta propia que la población de 15 a 64 años. ‘En efecto, en 2018 solo el 33,5% de los trabajadores de 65 años y más eran asalariados en el sector privado, mientras que en el segmento de 15 a 64 años esa cifra es de 59,5%’, dice. 

En el caso del asalariado público, las cifras son menores también: 6,5% en el caso de 65 años y más y 12,5% en el segmento de 15 a 64 años. Por otro lado, el 44% de los trabajadores de 65 años y más que son cuenta propia, es mucho más alto que el 19,8% que lo hace en ese tipo de empleos en el segmento de 15 a 64 años. 

En tanto, confirma que en el segmento de 65 años y más la tasa de participación laboral en 2018 llegó a 24,5%, superior al 20,2% registrado en 2010, lo que se debe a varios factores. 

‘El aumento de la longevidad y la mayor expectativa de vida sana han llevado a que más seniors decidan permanecer activos. Al mismo tiempo, sin embargo, hay una baja importante en los ingresos al retirarse, por lo que muchos optan por seguir trabajando para contrarrestar en parte esta situación’, precisa Bravo. En este sentido, hay que recordar que de acuerdo a las últimas cifras de la OCDE, la edad efectiva de retiro de las mujeres es a los 66 años y la de los hombres a los 71 años. 

‘Siempre es positivo que participen segmentos que antes no lo hacían, especialmente cuando tienen energía y ganas para hacerlo’, advierte el analista, y aclara que los cambios demográficos harán que la proporción de adultos mayores dentro de la población sea cada vez más alta, y eso tendrá que llevar a cambios culturales, que generen una mayor valoración del aporte que pueden hacer las personas de la tercera edad en el mercado laboral. 

OPCIONES de búsqueda de empleo aumentan en Chile 

De acuerdo a la última Encuesta de Opinión y Percepción del Sistema de Pensiones en Chile, cuando a los encuestados se les pregunta por las tres principales razones por las que cree que dejará o dejó de trabajar, el 24% de las menciones recae en ‘porque el mercado laboral no lo permite’. De esta manera, y según Bravo, una parte obedece a razones involuntarias, una de ellas la falta de oportunidades laborales por la edad, pese a que algunas personas tienen la salud y la energía y están disponibles para seguir trabajando. Por lo tanto, eso les deja la opción de retirarse o seguir trabajando por cuenta propia. ‘Otra parte del fenómeno se debe a razones voluntarias, ya que algunos quieren seguir trabajando, pero a un ritmo que les acomode, con horarios flexibles, sin tener que cumplir largas jornadas laborales, y muchos, en su propia casa’, precisa el economista de Clapes UC. 

Frente a este fenómeno se han articulado iniciativas para abrir el mercado laboral a los seniors. 

La plataforma Trabajo Senior (www.trabajosenior.com) es una de ellas. Tras su lanzamiento en 2011, ha visto un aumento sostenido de cerca de 20% en las ofertas de trabajo para este segmento etario. ‘Cada día más empresas piensan que un senior cuenta con los atributos necesarios para trabajar en conjunto con personas más jóvenes, aportando con sus valores, conocimientos y experiencias de vida’, explica César Venegas, fundador de Trabajo Senior. 

En cuanto a la oferta, Venegas destaca que en empresas de gran tamaño, la oferta de empleo está relacionada con trabajos en servicio al cliente y ventas, principalmente. En tanto, en las medianas y pequeñas organizaciones surgen ofertas para profesionales, administrativos y secretarias. ‘Es en estas firmas donde la experiencia y trayectorias profesionales de las personas mayores, y la manera que tienen de vincularse con el trabajo, son valoradas por los directivos’, comenta. 

Asimismo, SiSenior se perfila como otra opción que busca abrir el campo laboral para este segmento etario. Javier Pérez, socio de la iniciativa, asevera que el mercado se ha dado cuenta de la eficiencia y beneficios de contar con adultos mayores en algunos segmentos, tales como la administración tanto de contabilidad como de recursos humanos. ‘Sin embargo, hay una tremenda oferta de empleos para temas de venta y atención al cliente, donde sus habilidades blandas y paciencia funcionan mejor que las de sus competidores más jóvenes’, reafirma.

COMERCIO ES EL RUBRO donde más se emplean los seniors

Si se observa la configuración del empleo en mayores de 65 años por grupo ocupacional, es posible concluir que cerca del 25% de los seniors forma parte de los trabajadores no calificados, seguido de trabajadores de los servicios y vendedores de mercados (17,2%), de oficiales, operarios y artesanos de artes mecánicas y de otros oficios (15,9%). 

Con respecto al rubro donde se emplean los mayores de 60 años, se observa que en el caso de los hombres, destacan las actividades de Comercio, Agricultura y Ganadería, Transporte y Almacenamiento, Construcción e Industrias Manufactureras.

En el segmento de 65 años y más, la tasa de participación laboral en 2018 llegó a 24,5%, superior al 20,2% registrado en 2010, lo que se debe a varios factores.

Fuente: El Mercurio

Ir al contenido